Mil y una Fábulas (Latín-Inglés)

17 junio 2016

PELICULA DE LA SEMANA (17 Jun): Mi hija, mi hermana

(Cfr. www.almudi.org)

  
Mi hija, mi hermana


  • Drama
  • Público apropiado: Jóvenes
  • Valoración moral: Con inconvenientes
  • Año: 2016
  • Dirección: Thomas Bidegain
Contenidos: Imágenes (algunas V-, X-)
Dirección: Thomas Bidegain
País: Francia
Año: 2015
Duración: 114 min.
Género:Drama
Música: Raphael Haroche
Fotografía: Arnaud Potier
Fecha Estreno: 25-11-2015
Estreno en España: 17-06-2016

Reparto:John C. ReillyAntonia Campbell-HughesFrançois DamiensEllora TorchiaFinnegan OldfieldDani Sanchez-Lopez.
Reseña: 
La historia se sitúa en una gran pradera del este de Francia que acoge un encuentro de amantes del estilo de vida country y del Lejano Oeste americano. Alain baila con su hija Kelly, de 16 años, mientras su esposa y el hijo pequeño de la familia, Kid, los observan divertidos. Pero ese mismo día Kelly desaparece y la familia se desmorona. Alain emprende una búsqueda sin tregua para encontrar a su hija, aunque le cueste todo lo que tiene y le lleve a recorrer lugares remotos, desconocidos y siniestros acompañado por su hijo Kid, que sacrificará su juventud para encontrar a su hermana.
La ópera prima de Bidegain actualiza los códigos del western clásico, pues recuerda sobre todo a Centauros del desierto. Aquí los vaqueros son los ciudadanos franceses, mientras que el choque cultural se produce con los musulmanes, aunque en concreto se pretende abordar el fenómeno yihadista.
Las diferencias entre el caso de los pioneros americanos y el mundo moderno son evidentes: ahora se utiliza sin piedad la táctica del terrorismo (el film recorre los años del 11-S, en 2001, y de los atentados de Madrid, 2004, y Londres, 2005), la chica protagonista no ha sido secuestrada exactamente… Pero la tensión étnica produce los mismos efectos, es decir, miedo del ciudadano ante el estallido de violencia, perplejidad por la incapacidad de entender lo que ocurre, el nacimiento de suspicacias racistas…
Se trata de un film valiente, pues su tratamiento de la parte oscura de la multiculturalidad no pretende resultar agradable ni políticamente correcto. Tampoco se sabe aportar soluciones, como se puede imaginar. Por otro lado, aparece la misma obsesión que deriva de la incertidumbre por el destino de seres queridos, de la magistral obra de John Ford. (Almudí JD). Decine21: AQUÍ

No hay comentarios: